Inicio / Noticias / Infección Nosocomial
Infección nosocomial

Guía para la prevención de infecciones de sitio quirúrgico

cdcLa importancia de costes financieros para el tratamiento de infecciones del sitio quirúrgico (ISQ) se ha incrementado notablemente ya que el número de procedimientos quirúrgicos realizados en los Estados Unidos sigue aumentando, y los pacientes quirúrgicos son vistos inicialmente con comorbilidades cada vez más complejas. Se estima que aproximadamente la mitad de las infecciones del sitio quirúrgico son prevenibles mediante estrategias basadas en la evidencia.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades acaba de publicar una nueva guía para la prevención de infecciones de sitio quirúrgico con el fin de proporcionar nuevas y actualizadas recomendaciones basadas en la evidencia. Esta guía se trata de una revisión  sistemática de la literatura a partir de EDLINE, EMBASE, CINAHL, y la Cochrane Library desde 1998 hasta abril de 2014. La modificación de la recomendación, evaluación, desarrollo, y el enfoque de Evaluación (GRADE) se utilizó para evaluar la calidad de la evidencia y la fuerza de la recomendación resultante y proporcionar vínculos explícitos entre ellos. De 5487 estudios potencialmente relevantes identificados en las búsquedas bibliográficas, 5759 títulos y resúmenes fueron examinados y 896 se sometieron a la revisión del texto completo por 2 revisores independientes. Después de las exclusiones, se extrajeron 170 estudios en evidencia, evaluados y categorizados.

Con respecto a los hallazgos antes de la cirugía, los pacientes deben ducharse o bañarse (cuerpo completo) con jabón (antimicrobiano o no antimicrobiano) o un agente antiséptico al menos la noche antes del día operativo. Profilaxis antimicrobiana deben administrarse sólo cuando se indica sobre la base de directrices de práctica clínica publicadas tal que una concentración bactericida de los agentes se establece en el suero y en los tejidos cuando se hace la incisión. En los procedimientos de cesárea, la profilaxis antimicrobiana deben administrarse antes de la incisión de la piel. Preparación de la piel en la sala de operaciones se debe realizar usando un agente a base de alcohol al menos que esté contraindicado. Para los procedimientos de limpieza, las dosis de agente antimicrobiano profilácticos adicionales no deben ser administrados hasta después de cerrar la incisión quirúrgica en la sala de operaciones, incluso en la presencia de un desagüe. Agentes antimicrobianos tópicos no deben ser aplicados a la incisión quirúrgica. Durante la cirugía, el control glucémico debe ser implementado utilizando niveles objetivos de glucosa en sangre de menos de 200 mg / dl, y la normotermia debe mantenerse en todos los pacientes. Aumento de la fracción de oxígeno inspirado debe administrarse durante la cirugía y después de la extubación en el período postoperatorio inmediato para los pacientes con función pulmonar normal sometidos a anestesia general con intubación endotraqueal. La transfusión de productos sanguíneos no debe ser retenido de los pacientes quirúrgicos como medio para prevenir SSI.

 Esta guía tiene como objetivo proporcionar nuevas y actualizadas recomendaciones basadas en la evidencia para la prevención de infecciones de sitio quirúrgico y deben ser incorporados en programas integrales de mejora de la calidad quirúrgica para mejorar la seguridad del paciente.

Guía 2017 para la Prevención de Infecciones de Sitio Quirúrgico

Alternativas a los antibióticos para la prevención de infecciones de sitio quirúrgico

isq33

La infección del sitio quirúrgico sigue siendo la segunda infección nosocomial más común, después de la infección del tracto respiratorio. Infecciones del sitio quirúrgico se asocian con una mayor morbilidad y mortalidad, y generan en enormes costes sanitarios.

En la última década se han elaborado directrices que tienen como objetivo reducir la incidencia de infecciones de sitio quirúrgico.

A continuación se presenta una revisión sobre la reciente literatura relativa alternativas a los antibióticos para la prevención de la infección del sitio quirúrgico. Para ello se usó bibliográfía encontrada a través de PubMed / MEDLINE con el fin de recuperar datos sobre la prevención de las infecciones de sitio quirúrgico, centrándose la atención se centró en la literatura publicada en la última década.

La prevención de las infecciones de sitio quirúrgico se puede dividir en medidas pre, trans y postoperatorio. Las medidas preoperatorias consisten en la ducha, lavado quirúrgico y la limpieza de la zona de operación con antisépticos; factores perioperatorios pueden subdividirse como: factores ambientales, como el traje quirúrgico; factores relacionados con el paciente, tales como el control de la glucosa en plasma; y factores quirúrgicos, tales como la duración y la invasividad de la cirugía. medidas postoperatorias consisten principalmente en el cuidado de heridas.

La conclusión de este estudio es que existe una falta general de datos sobre la eficacia preventiva de las medidas perioperatorias para reducir la incidencia de infecciones de sitio quirúrgica. La mayoría de las medidas se basan en una práctica común y la eficacia percibida. La falta de evidencia clínica, junto con la estabilidad de la alta incidencia de infección del sitio quirúrgico (10 por ciento para los procedimientos colorrectales) en las últimas décadas, pone de relieve la necesidad de futuras investigaciones.

Artículo completo publicado en la revista British Journal of Surgery

Potencial impacto económico del uso de suturas recubiertas con antimicrobianos

BJS

A pesar de varios ensayos aleatorizados, revisiones sistemáticas y metaanálisis que han demostrado la eficacia de las suturas recubiertas de antimicrobianos (triclosán-revestido o impregnado), el impacto clínico y económico de la utilización de estas suturas en comparación con suturas absorbibles no revestidas de antimicrobiano sigue estando poco documentada.

Para analizar este aspecto, se realizó una revisión independiente sistemática y un meta-análisis de todas las pruebas publicadas desde enero 2005 a septiembre 2016 comparando ambos tipos de suturas. La infección del sitio quirúrgico fue el resultado primario. Los resultados del meta-análisis se utilizaron en un modelo determinista y estocástico de costos de árbol de decisiones, mediante el Servicio Nacional de Salud (NHS Inglaterra) con base en el costo de las hospitalizaciones por infecciones y los costos diferenciales entre los dos tipos de suturas.

La literatura revisada sugiere que las suturas antimicrobianas pueden provocar ahorros significativos en diversos tipos de heridas quirúrgicas. Puede consultarse el artículo completo en la revista British Journal of 

La diabetes y la obesidad favorecen la infección de sitio quirúrgico en cirugía cardiaca

diabetesUn estudio realizado por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, junto con los hospitales universitarios La Princesa, Fundación Alcorcón y Rey Juan Carlos, también de Madrid, ha observado qué pacientes intervenidos de cirugía cardíaca vascular y revascularización coronaria presentan mayores riesgos de infección de sitio quirúrgico.

El principal objetivo de este trabajo, publicado en la Revista Española de Cardiología, ha sido analizar la incidencia de las infecciones de sitio quirúrgico en cirugía cardíaca, y compararla con datos nacionales e internacionales para determinar los factores de riesgo.

En esta investigación se han incluido a 1557 pacientes y se hab analizado los factores asociados a infección quirúrgica en revascularización coronaria y en cirugía valvular. Además, se estudió la relación entre los diferentes factores de riesgo y la incidencia de infección de sitio quirúrgico con la odds ratio –medida estadística utilizada en estudios epidemiológicos de casos y controles– y su intervalo de confianza al 95 por ciento. Los investigadores también compararon las tasas de infección de España y de Estados Unidos usando el índice de riesgo de infección NNIS, indicador que permite predecir infecciones durante la hospitalización.

Entre los resultados obtenidos, la diabetes y la obesidad se presenta como factores de riesgo de infección del sitio quirúrgico en cirugía valvular, en las intervenciones de revascularización coronaria el factor de riesgo principal fueron la diabetes y la reintervención por sangrado. Por tanto, señalan que las medidas preventivas y de control perioperatorio de estos factores pueden reducir la incidencia de infección.

El trabajo concluye que es importante disponer en todos los centros asistenciales de programas de vigilancia y control de la infección capaces de cuantificar sus frecuencias, así como detectar los factores de riesgo de los pacientes con el objetivo de comparar los resultados con otros centros y evaluar la efectividad de las medidas preventivas y de control establecidas.

Directrices de la OMS sobre los componentes esenciales de los programas de prevención y control de infecciones

GuidelinesEn noviembre de 2016 la Organización Mundial de la Salud publicó la guía sobre los componentes clave de los programas de prevención y control de infecciones: The 2016 World Health Organization (WHO) Guidelines on Core Components of Infection Prevention and Control (IPC) Programmes at the National and Acute Health Care Facility Level.

Constituye una actualización de la original, publicada en 2009 (WHO Core Components for Infection Prevention and Control Report), y parte de la pregunta: ¿cuáles son los elementos críticos que cada país y cada centro sanitario deben tener en cuenta para conseguir un nivel adecuado de prevención y control de infecciones.

Los objetivos de la guía son:

1) Proporcionar recomendaciones basadas en la evidencia y en el consenso de expertos sobre los componentes clave para la prevención y control de infecciones, tanto a nivel nacional como de las instituciones sanitarias, para así prevenir de una manera efectiva las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria (IAAS) y combatir las resistencias antimicrobianas (RAM).

2) Apoyar a los países y a los centros sanitarios para desarrollar y fortalecer los programas de prevención y control de IAAS y los planes de acción contra las RAM y mejorar las prácticas mediante un marco de referencia adaptable al contexto local, teniendo en cuenta los recursos disponibles y las necesidades de salud pública.

¿Qué aporta de nuevo esta guía?

Tres son las principales novedades:

1) La aproximación: hay 3 revisiones sistemáticas, se selecciona la evidencia basada en la calidad y cuenta con la experiencia de los países y el consenso de los expertos en el tema.

2) Nuevas recomendaciones: incorpora aspectos tales como el cambio de conductas a través de estrategias multimodales y bundles, considera factores medioambientales y de infraestructura para aplicar las medidas de prevención y control y focaliza en los microorganismos multirresistentes y en las regulaciones internacionales para su prevención y control.

3) El foco en la implementación, con compromiso por parte de la OMS para apoyar la implementación en países con escasos recursos

Se establecen 8 componentes clave, para los cuales se contemplan 14 recomendaciones, 11 de la cuales están basadas en la evidencia y para 3 no existe evidencia y se consideran buenas prácticas.

Acceso a la guía

Artículo elaborado por el doctor Jesús Molina Cabrillana

La estrategia frente a las infecciones nosocomiales virales de tracto respiratorio debe ser la prevención

PediatricsLa enfermedad respiratoria neonatal, la displasia broncopulmonar en particular, sigue siendo una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en recién nacidos. La evidencia reciente sugiere que infecciones nosocomiales virales del tracto respiratorio (VRTIs) no son infrecuentes en las unidades neonatales. El objetivo de este estudio, publicado en la revista Pediatrics, fue evaluar la asociación entre las infecciones nosocomiales virales de tracto respiratorio, enfermedad respiratoria neonatal, y los costos relacionados con la atención sanitaria.

Para ello se realizó un estudio de casos y controles dos unidades de cuidados intensivos neonatales durante un período de 6 años en Nottingham, Reino Unido. Se inlcuyeron en el estudio los pacientes neonatos sintomáticos con un diagnóstico en tiempo real de reacción en cadena de la polimerasa confirmada de un VRTI. Controles emparejados nunca habían dado positivo por unainfección nosocomial viral de tracto respiratorio. La regresión logística multivariable se utilizó para la prueba de asociaciones con los resultados respiratorios clave.

Hubo 7995 admisiones durante el período de estudio. Las características basales fueron similares, con una mediana de gestación de 29 semanas. Rinovirus se encontró en 74% de VRTIs. Durante VRTIs, el 51% de los lactantes necesitaron intensificación de la asistencia respiratoria. En conclusión, las infecciones nosocomiales virales de tracto respiratorio en pacientes neonatales se asocian con significativos costes de morbilidad respiratoria y cuidado de la salud. Los esfuerzos deben centrarse en la prevención.

Catéteres venosos centrales impregnados para la prevención de la infección del torrente sanguíneo en los niños

INFECCIONTORRENTELas infecciones del torrente sanguíneo son una causa importante de resultados clínicos adversos y mayores costes para los servicios de salud. El uso de catéteres venosos centrales que están impregnados, por ejemplo, con antibióticos, clorhexidina o heparina, han demostrado beneficio en la reducción de las tasas de infección del torrente sanguíneo entre el 70-80 por ciento, y se encuentran actualmente recomendados en países como los EE.UU. y el Reino Unido, pero solo para adultos para los que se considera que existe alto riesgo de infección, según se publica en el The Lancet.
 
Los catéteres venosos centrales impregnados no han sido por el momento recomendados para niños. El grueso de la evidencia que da apoyo al uso de catéteres impregnados procede principalmente de estudios realizados en adultos y, en comparación con los pacientes generales, los niños necesitan catéteres venosos centrales más estrechos, que facilitan posibles procesos trombóticos.
 
Por otro lado las unidades de cuidados intensivos pediátricos presentan las mayores tasas infecciones del torrente sanguíneo adquiridas en el hospital respecto de cualquier otra especialidad clínica, siendo los catéteres venosos centrales una de las principales causas de este tipo de infecciones. Es tema de interés, por tanto, establecer la efectividad de cualquier tipo de impregnación, ya sea con antibiótico o heparina, para la prevención de infecciones del torrente sanguíneo en el paciente pediátrico con necesidad de cuidados intensivos.
 
En un ensayo controlado aleatorio realizado en 14 unidades de cuidados intensivos del Reino Unido, 1.485 pacientes menores de 16 años fueron asignados al azar (1: 1: 1) para recibir un catéter venoso central impregnado con antibióticos, un catéter venoso central impregnado con heparina, o un catéter venoso central estándar. El resultado primario fue el tiempo hasta la primera infección del torrente sanguíneo entre las 48h siguientes a la aleatorización y las 48h que siguieron a la retirada del catéter.
 
En estos pacientes la eficacia de los catéteres venosos centrales impregnados con antibióticos para cualquier infección del torrente sanguíneo quedó confirmada con una reducción del 57 por ciento, en comparación con el uso de  catéteres venosos centrales estándar. También se constató que los reswultados con catéteres venosos centrales con antibióticos fueron superiores a los catéteres venosos centrales con impregnación de heparina; de hecho, en este caso, y en contraste con la evidencia de revisiones sistemáticas anteriores realizadas sobre estudios en adultos, no se identificó ningún efecto positivo significativo con el uso de heparina en comparación con los catéteres venosos centrales estándar. No se observó ningún efecto de la impregnación con antibióticos sobre la mortalidad o efectos adversos.
 
Estos resultados apoyan la extensión al paciente pediátrico de la estrategia de impregnación de los catéteres venosos centrales en las unidades de cuidados intensivos, cosa que de generalizarse podría contribuir de forma significativa a una mayor prevención de las infecciones del torrente sanguíneo.

Efecto de lal octenidina preoperatoria y ducharse en infecciones del sitio quirúrgico en pacientes sometidos a cirugía cardíaca

JOICEl estudio que se presenta a continuación y que ha sido publicado en The Journal of Hospital Infection Control, trata de conocer la influencia en las tasas de infección de sitio quirúrgico el uso de octenidina preoperatoria en procedimientos de revascularización coronaria electiva.

La investigación se desarrolló entre enero de 2013 y diciembre de 2014. Consistió en la aplicación nasal de octenidina preoperatoria 3 veces al día comenzando el día antes de la intervención quirúrgica y ducha del paciente la noche anterior y el día de la cirugía con jabón.

Una esternotomía media se realizó en 805 (89,1%) pacientes y un procedimiento coronario directo mínimamente invasivo de derivación arterial en 98 (10,9%) pacientes. En general, no hubo diferencias en las tasas de infección de sitio quirúrgico entre el grupo de control y el grupo de intervención (15,4% vs. 13,3%, p = 0,39).

La tasa de infección de sitio quirúrgico fue significativamente menor en los pacientes que recibieron la intervención (2,5% vs. 0,5%, p = 0,01). Los pacientes que se habían sometido a una esternotomía media en el grupo de intervención tuvieron una tasa significativamente menor de infecciones del sitio quirúrgico (1,9% vs. 0,3%, p = 0,04). Sin embargo, hubo una tendencia hacia un aumento de la tasa de profunda infección del sitio quirúrgico esternal incisional (1,2% vs. 2,9%, p = 0,08).

El análisis multivariado no identificó un efecto protector significativo de la intervención (OR 0,79; IC del 95% (0,53-1,15), p = 0,27).

Los ensayos controlados aleatorios que incluyen la adhesión del paciente controlado a la intervención son inevitablemente necesarios para confirmar nuestra observación y para determinar definitivamente la utilidad clínica de la octenidina en la descolonización preoperatoria.

Control de infecciones de sitio quirúrgico en intervenciones coronarias

AJICLas infecciones de sitio quirúrgica en cirugías complicadas como las cardíacas incrementan la morbilidad y mortalidad. Los paquetes de medidas de control y la administración de antibióticos pueden ser eficaces en la reducción de las infecciones de sitio quirúrgico.

El objetivo de este estudio publicado en la revista American Journal of Infection Control fue evaluar la influencia de las medidas de control de infección de sitio quirúrgico y el uso de antibióticos en su prevención en series de 5 años. Entre los años 2009 y 2014 se implementó un programa multidisciplinario con medidas pre, intra y postoperatorias dirigidas a todos los pacientes sometidos a cirugía de revascularización coronaria y/o sustitución de válvula en un hospital de tercer nivel. Los resultados obtenidos se compararon con los resultados de unperíodo de dos años previos a la intervención (2007-2009)y con los de un año después (2014-2015).

En este estudio se incluyeron un total de 6.518 procedimientos. Después de las intervenciones, la tasa de infección global disminuyó en un 66,3%, del 11,9% -4,0%. La administración de antibióticos aumentó la conformidad general con el protocolo de profilaxis quirúrgica interna un 46,8%, pasando de 39,8% -86,6%.

Los investigadores concluyeron que, a largo plazo, los paquetes de medidas para el control de infecciones de sitio quirúrgico y el uso racional de antibióticos con el mismo fin, disminuyen este tipo de infecciones en pacientes sometidos a procedimientos de revascularización coronaria y de reemplazo de válvula.

Descontaminación de estetoscopios: más eficaz con clorhexidina que con alcohol

estetoscopios

El CDC advierte de la importancia de desinfectar los estetoscopios después de cada uso para evitar el riesgo de contaminación. Sin embargo, estos son uno de los dispositivos médicos que menos se desinfectan, con unos niveles de cumplimiento reportados en torno al 30%, según un estudio publicado en la revista American Journal of Infection Control.

Los investigadores encontraron que el uso de clorhexidina para desinfectar estetoscopios, en lugar de alcohol, mantiene el aparato más limpio durante más tiempo. Si bien no encontraron diferencias significativas inmediatamente después de la limpieza entre los estetoscopios limpiados con clorhexidina y los que se limpian con alcohol. Sin embargo, después de unas horas los desinfectados con clorhexidina permanecían más limpios.

Bajo cumplimiento de desinfección de estetoscopios

"Los estetoscopios son una parte indispensable del equipo de un médico, por lo tanto, se encuentran entre los artículos sanitarios de uso más frecuente," indica el citado estudio. "Pero el cumplimiento de la desinfección de estos instrumentos es baja. Informes anteriores muestran que solo entre el 14 y el 53 por ciento de los trabajadores de la salud descontaminan regularmente sus estetoscopios, y solo el 30 por ciento lo hace después de cada uso con un paciente, por lo que los estetoscopios se convierten en vectores potenciales de contaminación."

  • «
  •  Inicio 
  •  Anterior 
  •  1 
  • |
  •  2 
  • |
  •  3 
  • |
  •  4 
  •  Siguiente 
  •  Fin 
  • »

Página 1 de 4

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

 

amc banner_v4

Logo página principal xylazel

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.