Inicio / Noticias / Vacunas
Vacunas

Las mujeres religiosas presentan menores tasas de vacunación contra el VPH

VPHMujeres jóvenes que practican una religión están menos informados acerca de la vacuna contra el VPH que sus contrapartes no religiosas, según un estudio publicado en PLoS ONE.

Para el estudio, los investigadores enviaron por correo encuestas sobre la vacuna contra el VPH a pacientes de sexo femenino de  edades de 18 a 26 años de la Universidad de Utah. De las encuestadas, 148 mujeres practicaban una religión y 178 mujeres no eran religiosas. Los investigadores enviaron  encuestas  en 2013 y analizaron los resultados en 2015.

Las mujeres religiosas era menos probable que hubieran oído hablar de la vacuna, o habían recibido una recomendación de proveedores de la vacuna o no sabian cómo se contagia el VPH. Alrededor del 73 por ciento de las mujeres no religiosas habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el VPH en el momento de la encuesta, en comparación con el 50 por ciento de las mujeres religiosas. El 60 por ciento de las mujeres no religiosas fue completamente vacunado contra el virus, mientras que sólo el 36 por ciento de las mujeres religiosas han quedado totalmente protegidos.

Los resultados indican que las mujeres jóvenes religiosos en Utah presentan bajos niveles de vacunación frente al VPH y están poco informadas al respecto. Los resultados sugieren que la cobertura vacunal subóptima entre las mujeres jóvenes religiosas puede presentar un riesgo grave para la salud de la comunidad.

Acceso a la investigación

Estimaciones de las reducciones en las hospitalizaciones relacionadas gastroenteritis aguda y los costos asociados en niños de EE.UU después de la aplicación de vacunas contra el rotavirus

Rotavirus VacunaEl Comité Asesor sobre Práctica de Inmunización de los Estados Unidos recomendó en 2006 el uso rutinario de la vacuna pentavalente contra el rotavirus, y en 2008 amplió esa recomendación para introducir el uso de la vacuna monovalente. Previamente, las gastroenteritis producidas por este tipo de infecciones causaban entre 50.000 y 70.000 hospitalizaciones, casi 500.000 consultas ambulatorias y 200.000 visitas a urgencias. 

Para conocer con exactitud el efecto de estas recomendaciones tanto a nivel de salud como de costes, una investigación publicada recientemente en la revista Pediatric Infectious Diseases Society analizó de forma retrospectiva la información disponible en una gran base de datos en la que se capturan todas las hospitalizaciones que suceden en los hospitales comunitarios y académicos de 26 estados. Los autores se centraron en la identificación de las hospitalizaciones por gastroenteritis aguda en menores de 5 años. 

Comparando los períodos 2000-2006 y 2008-2013, antes y después del inicio de la recomendación de vacunación, las hospitalizaciones por diarrea disminuyeron entre un 31 y un 55 por ciento entre 2008 y 2013, respecto al periodo anterior, con mayores reducciones en los últimos años en los que se registraron más casos de vacunaciones. Los investigadores estimaron que la aplicación de las vacunas evitó más de 380.000 hospitalizaciones por diarrea severa en niños menores de 5 años. Estos resultados confirman el impacto y la eficacia sostenida del programa de vacunas contra los rotavirus.

Desde una perspectiva económica, los investigadores estimaron que el ahorro directo en los costes médicos derivados de las hospitalizaciones evitadas fue de 1.200 millones de dólares anuales durante el período analizado. Cantidad que probablemente consideran pueda ser una subestimación del impacto económico real si se tienen en cuenta que en el análisi realizado no se incluyeron otros costes distintos a los ingresos hospitalarios, como los asociados con las consultas médicas evitadas o las visitas a la sala de urgencias por enfermedades relacionadas con infecciones por rotavirus que no tuvieron lugar.

Adicionalmente, se calculó que la penetración de la vacunación contra los rotavirus entre los niños estadounidenses de entre 19 a 35 meses de edad fue del 73 por ciento en 2015, dato un poco alejado de las coberturas conocidas para otras vacunas infantiles de rutina, incluida la vacuna diftérica, tetánica y pertussis acelular (DTaP), que se acercan al 95 por ciento en los niños pertenecientes al mismo grupo de edad.

Los autores consideran que la investigación futura debe explorar las razones que se esconden tras estas bajas tasas de inmunización en el caso de los rotavirus e intentar diseñar intervenciones específicas para mejorarlas.

Estimaciones de las reducciones de hospitalizaciones por gastroenteritis aguda y los costos asociados en niños de EE.UU después de la aplicación de vacunas contra el rotavirus

Rotavirus VacunaEl Comité Asesor sobre Práctica de Inmunización de los Estados Unidos recomendó en 2006 el uso rutinario de la vacuna pentavalente contra el rotavirus, y en 2008 amplió esa recomendación para introducir el uso de la vacuna monovalente. Previamente, las gastroenteritis producidas por este tipo de infecciones causaban entre 50.000 y 70.000 hospitalizaciones, casi 500.000 consultas ambulatorias y 200.000 visitas a urgencias. 

Para conocer con exactitud el efecto de estas recomendaciones tanto a nivel de salud como de costes, una investigación publicada recientemente en la revista Pediatric Infectious Diseases Society analizó de forma retrospectiva la información disponible en una gran base de datos en la que se capturan todas las hospitalizaciones que suceden en los hospitales comunitarios y académicos de 26 estados. Los autores se centraron en la identificación de las hospitalizaciones por gastroenteritis aguda en menores de 5 años. 

Comparando los períodos 2000-2006 y 2008-2013, antes y después del inicio de la recomendación de vacunación, las hospitalizaciones por diarrea disminuyeron entre un 31 y un 55 por ciento entre 2008 y 2013, respecto al periodo anterior, con mayores reducciones en los últimos años en los que se registraron más casos de vacunaciones. Los investigadores estimaron que la aplicación de las vacunas evitó más de 380.000 hospitalizaciones por diarrea severa en niños menores de 5 años. Estos resultados confirman el impacto y la eficacia sostenida del programa de vacunas contra los rotavirus.

Desde una perspectiva económica, los investigadores estimaron que el ahorro directo en los costes médicos derivados de las hospitalizaciones evitadas fue de 1.200 millones de dólares anuales durante el período analizado. Cantidad que probablemente consideran pueda ser una subestimación del impacto económico real si se tienen en cuenta que en el análisi realizado no se incluyeron otros costes distintos a los ingresos hospitalarios, como los asociados con las consultas médicas evitadas o las visitas a la sala de urgencias por enfermedades relacionadas con infecciones por rotavirus que no tuvieron lugar.

Adicionalmente, se calculó que la penetración de la vacunación contra los rotavirus entre los niños estadounidenses de entre 19 a 35 meses de edad fue del 73 por ciento en 2015, dato un poco alejado de las coberturas conocidas para otras vacunas infantiles de rutina, incluida la vacuna diftérica, tetánica y pertussis acelular (DTaP), que se acercan al 95 por ciento en los niños pertenecientes al mismo grupo de edad.

Los autores consideran que la investigación futura debe explorar las razones que se esconden tras estas bajas tasas de inmunización en el caso de los rotavirus e intentar diseñar intervenciones específicas para mejorarlas.

Vacuna nonavalente frente al virus del papiloma humano. Actualización 2017

SEMERGENEl virus del papiloma humano (VPH) es el agente causal del 5% de los casos de cáncer en humanos, siendo causa necesaria para el desarrollo del cáncer cervical y responsable de un porcentaje variable de casos de cáncer de ano, vulva, vagina, pene y orofaringe.

Desde 2007, en España se comercializan 2 vacunas frente al VPH: bivalente (tipos VPH 16/18) y tetravalente (tipos VPH 6/11/16/18).

Con el fin de ampliar la protección conferida por las vacunas frente al VPH, en el año 2006 se inició el programa clínico de la nueva vacuna nonavalente, que incluye 9 tipos de VPH (6/11/16/18/31/33/45/52/58). Estos tipos son responsables del 90% de cánceres cervicales, del 82% de lesiones precancerosas anogenitales de alto grado y del 90% de verrugas genitales.

El objetivo de esta publicación es poner a disposición del profesional sanitario los datos científicos que avalan la nueva vacuna, así como el valor clínico que ofrece en nuestro medio.

Acceso al artículo publicado en la revista SEMERGEN - Medicina de Familia

Riesgos después de la vacunación contra rotavirus

rotavirus2Los rotavirus (RV) son la causa más frecuente de diarrea en lactantes y niños pequeños. Según estimaciones internacionales, cada año ocurren en todo el mundo 453.000 muertes de niños menores de 5 años debidas a infecciones por RV. Los principales síntomas de la gastroenteritis relacionada con rotavirus (GERV) son la presencia de diarrea acuosa, no sanguinolenta, con vómitos y fiebre que dura de 4 a 7 días. Debido a la pérdida de fluidos y electrolitos, a menudo se requiere ingreso hospitalario para una terapia de reemplazo; en los niños menores de 5 años, la tasa de hospitalización es, aproximadamente, del 50%.

En Alemania existe desde 2013 la recomendación de vacunar a todos los lactantes a fin de prevenir las infecciones por rotavirus. Esta vacunación en bebés y niños pequeños se asocia con un ligero aumento en el riesgo de intususcepción (cuando una parte del intestino se pliega ocupando la luz de otra parte), una situación potencialmente mortal, durante la primera semana siguiente a la administración de la primera dosis. El riesgo, estimado a partir de datos observacionales es 1 o 2 insuspecciones adicionales por cada 100.000 niños vacunados, se considera aceptable dado el gran número hospitalizaciones de niños pequeños relacionadas con RV, considerándose que el beneficio de la vacunación supera el riesgo. Es importante, no obstante, que los padres conozcan la posibilidad de este posible efecto adverso y que si el lactante desarrolla síntomas que pueden indicar intususcepción durante los 7 días posteriores a la vacunación (dolor abdominal por cólico, vómito bilioso, heces con coloración rojo grosella), se acuda a una atención médica inmediata. El acceso precoz al tratamiento, que suele ser conservador, es importante, ya que la acción rápida se asocia con una alta probabilidad de éxito (80% a 90%) y un pronóstico muy bueno; en general, los resultados fatales son la excepción.

Desde el inicio de la recomendación de vacunación general contra rotavirus se han publicado más estudios observacionales, en particular estudios que utilizan el diseño de series de casos autocontrolados (SCCS), que es menos propenso al error de sesgo. Los autores de un nuevo trabajo de revisión realizaron búsquedas sistemáticas en la literatura para localizar específicamente estudios SCCS sobre el riesgo de intususcepción después de la vacunación con RV. De 16 estudios identificados inicialmente, se consideraron 10, los que presentaban un riesgo predominantemente bajo de sesgo.

La investigación trató de determinar el riesgo relativo (RR) para intususcepción después de la vacunación RV, si el RR después de la primera dosis de vacuna era diferente del RR después de la segunda o tercera dosis de la vacuna, y el riesgo atribuible, esto es el número que permite cuantificar el incremento absoluto del riesgo causado por la vacunación.

Los resultados obtenidos confirman que el riesgo de intususcepción se incrementa en los días del 1 al 7 después de la vacunación con RV, particularmente en el período que sigue a la primera dosis de la vacuna. Respecto de los sujetos control, el riesgo relativo después de la primera dosis de la vacuna aumentó 5,7 veces, mientras que el mismo riesgo después de la segunda dosis se incrementó en 1,7 veces, y no se observaron aumentos del riesgo después de la tercera dosis. Por otro lado, si la vacunación tiene lugar a una edad inferior a las 12 semanas, aproximadamente uno de cada 50.000 niños vacunados pueden sufrir intususcepción como consecuencia de la vacunación, pero si la primera vacunación se hace más tarde, estos datos se convierten en un posible caso cada 20.000 niños vacunados.

A primera vista, un RR de 5,7 puede parecer alto, pero no lo es tanto si se tiene en cuenta que los datos epidemiológicos indican que cuando no existe vacunación uno de cada 5.208 tendrá una intususcepción durante los primeros 3 meses de vida, mientras que lo que cabe esperar con la vacuna de RV es una intuspección por cada 4.785. Esto indica que el riesgo absoluto se incrementa pero en realidad se trata de un aumento marginal, siempre y cuando la vacunación se lleve a cabo en el momento adecuado.  En el caso de los niños mayores de 3 meses, que ya de por sí presentan un alto riesgo de intususcepción (un niño de cada 1.629), si es diferente. Si la primera dosis de la vacuna se administra a esta edad el riesgo aumenta en este caso de una forma notable y uno de cada 1.493 niños sufre una intususcepción. Por eso es esencial que la primera vacuna RV sea administrada administrar dentro de las 12 primeras semanas de vida.

Los datos de alta hospitalaria relacionados con los casos anuales de intususcepción en lactantes muestran que el número de casos de intususcepción no ha aumentado en Alemania desde que las vacunas fueron autorizadas en 2006 o desde la recomendación de vacunación general de 2013, a pesar de que las tasas de vacunación contra el RV sí han aumentado continuamente desde 2006. Esto demuestra que el aumento del riesgo de intususcepción durante un corto período de tiempo tras la vacunación no ha tenido ningún efecto medible sobre la incidencia de intususcepción. Por otro lado, el beneficio de la vacunación RV se ve apoyado por análisis de impacto que han mostrado una disminución estadísticamente significativa de la proporción de ingresos hospitalarios relacionados con RV, del 25% al 36%, debido a la vacunación.

Efectividad de la vacunación durante el embarazo para prevenir la tos ferina infantil

tosferinaDurante el embarazo se recomienda proteger los recién nacidos con la vacunación a las madres contra la tos ferina, sin embargo, existe poca información acerca de la efectividad del toxoide del tétanos materno, el toxoide de la difteria, tos ferina acelular (Tdap) antes de la primera dosis pediátrica de la difteria, el tétanos y la tos ferina acelular (DTaP ) y la vacuna durante el primer año de vida en niños que han recibido la vacuna DTaP.

En un estudio retrospectivo de cohortes de niños nacidos en Kaiser Permanente Northern California entre 2010-2015, se estimó la eficacia de la vacunación contra la tos ferina materna para proteger a los recién nacidos contra la tos ferina en los primeros 2 meses de vida y en el primer año de vida.

Entre los 148 981 recién nacidos, la efectividad de la vacuna de Tdap materna fue del 91,4% (95% intervalo de confianza [IC], 19,5 a 99,1) durante los primeros 2 meses de vida y del 69,0% (IC del 95%: 43,6 a 82,9) durante todo el primer año de vida. La eficacia de la vacuna fue del 87,9% (IC del 95%, 41,4 a 97.5) antes de que los lactantes tuvieron ninguna dosis de la  DTaP, 81,4% (IC del 95%, 42,5 a 94,0) entre las dosis 1 y CI 2, 6,4% (95%, -165,1 a 66.9) entre las dosis de 2 y 3, y 65,9% (IC del 95%, 4,5 a 87,8) después de lactantes tenían 3 dosis DTaP.

Por tanto, este estudio publicado en la revista Pediatrics, la vacunación materna fue altamente protectora contra la tos ferina infantil, especialmente en los primeros 2 meses de vida. Incluso después de la dosificación infantil de DTaP, no hubo evidencia de protección adicional de la vacuna Tdap materna durante el primer año de vida. Este estudio apoya firmemente la recomendación corriente para administrar la vacuna contra la tosferina durante cada embarazo.

Perfil de seguridad de la segunda dosis de la vacuna contra la varicela de un solo antígeno

vacunavaricelaEn 2006, se recomendó la vacunación de una antígeno contra la varicela con 2 dosis para los niños. En el siguiete arículo se presenta un estudio en el que se evalúa la seguridad  de la segunda dosis frente a la varicela. Para ello, se analizaron los informes del Sistema de Eventos Adversos relativos a la segunda dosis de la vacuna frente a la varicela entre los años  2006 y 2014 en niños de 4 a 18 años. Se  analizaron los informes de los grupos de edad (4-6 y 7-18 años), por sexo, estado graves o no graves, efectos adversos más comunes (AA), y si otras vacunas se administraron concomitantemente con la vacuna contra la varicela. Se revisaron los informes de eventos adversos graves de seleccionados y se realizó la extracción de datos para detectar informes desproporcionada de EA.de la

 Se identificaron 14 Informes de Eventos Adversos de Vacunas, 14641  notificaciones después de la segunda dosis de vacuna contra la varicela, con 494 (3%) calificados como graves. Entre los informes no graves, reacciones en el lugar de inyección fueron más comunes (48% de los niños de 4-6 años, el 38% de los niños de 7-18 años). Los acontecimientos adversos más comunes entre los informes graves fueron pirexia (31%) para niños de 4 a 6 años de edad y dolor de cabeza (28%) y vómitos (27%) para niños de 7 a 18 años. Informes graves del AEs seleccionados incluyen anafilaxia (83), meningitis (5), encefalitis (16), celulitis (52), varicela (6), herpes zoster (6), y muerte (7). 

Según la informacion analizada, este estudio, publicado en la revista Peditrics, concluye que no se identificaron problemas de seguridad nuevos o inesperados para la segunda dosis de vacuna contra la varicela. Control de la seguridad robusta sigue siendo un componente importante del programa nacional de vacunación contra la varicela.

Sistema revolucionario de administración de vacunas sin aguja en la cara interna de la mejilla

Los pacientes podrán un día autoadministrarse vacunas usando un pequeño dispositivo sin aguja, que lanza un chorro del producto contra la cara interna de la mejilla dentro de la boca, de tal modo que alcanza a células internas idóneas para la vacunación.

Tecnología MucoJet El equipo de Dorian Liepmann y Niren Murthy, de la Universidad de California en Berkeley, y Kiana Aran, ahora en el Instituto Keck de la Universidad de Claremont, todas estas instituciones en Estados Unidos, no han vacunado todavía a personas con el nuevo dispositivo, pero sí han demostrado que la tecnología, llamada MucoJet, es capaz de proporcionar moléculas del tamaño apropiado a las células inmunitarias en la boca de animales.

Si las expectativas sobre su funcionamiento se cumplen, la nueva tecnología permitirá una vacunación más fácil. Cuando el usuario presiona el MucoJet contra el lado interno de su mejilla, el dispositivo libera un chorro que alcanza directamente una región que es rica en células inmunitarias pero que está poco utilizada en inmunología debido a la dificultad de penetrar en esta gruesa capa mucosa de esta parte de la cavidad oral con las tecnologías actuales.

El equipo de investigación ha comprobado en experimentos de laboratorio y con animales que el MucoJet puede suministrar un chorro de alta presión de líquido conteniendo sustancias capaces de estimular del modo deseado al sistema inmunitario. El chorro penetra en la capa mucosa y activa una respuesta inmunitaria que comienza en la región bucal. El chorro está muy presurizado, pero no provoca dolor ni molestias, de forma que en ese sentido es claramente mejor que la aguja de la inyección tradicional. El dispositivo dota al chorro de una presión similar a la del chorro del sistema irrigador de agua usado por los dentistas.

El nuevo dispositivo portátil, diseñado para que el propio usuario pueda vacunarse a sí mismo, trabaja con vacunas almacenadas en forma de polvo, lo que facilita su conservación hasta el momento de aplicarlas, algo de gran utilidad cuando hay que hacer vacunaciones en lugares remotos.

En definitiva, las perspectivas son buenas. Aunque aún se necesitan años de estudios y comprobaciones antes de que el aparato pueda pasar a estar disponible comercialmente.

Resultados alentadores sobre vacuna experimental contra el paludismo

PaludismoDos nuevos estudios clínicos confirman la eficacia de una vacuna experimental contra el paludismo, elaborada a partir de la forma activa del parásito responsable de la enfermedad. Un estudio fue llevado a cabo en 88 adultos en Mali, y el otro fue realizado en Alemania, en 35 adultos. Ambas investigaciones dieron 'resultados muy alentadores', con un 'nivel de protección significativo', según el laboratorio estadounidense Sanaria, que desarrolla la vacuna, llamada PfSPZ.

El paludismo, provocado por parásitos de tipo Plasmodium, principalmente el Plasmodium falciparum, el más mortal. El estudio realizado en una zona rural de Malí, publicado en la revista The Lancet, consiste en inyectar, directamente en la sangre de los voluntarios sanos, el Plasmodium falciparum en una fase precoz de su desarrollo (esporozoíto) y atenuado por irradiación. Seis meses después de haber realizado cinco inyecciones, 93 % del grupo que recibió el placebo resultó infectado al menos una vez por el parásito, pero esta proporción se redujo a 66 % entre las personas que habían recibido la vacuna. Se trata del mayor nivel de protección jamás obtenido por una vacuna contra el paludismo. En 2013 ya se realizó un estudio similar en 57 personas, pero esa población no estaba expuesta naturalmente al paludismo.

El segundo estudio, realizado en colaboración con el Instituto de Medicina Tropical de Tubingen (Alemania), publicado en la revista Nature, utilizó una versión no atenuada de los esporozoítos de Plasmodium falciparum, asociados a un medicamento contra el paludismo, la cloroquina. Los participantes recibieron tres inyecciones de la vacuna y luego fueron infectados de forma voluntaria por el Plasmodium falciparum, para probar su respuesta inmunitaria. Las nueve personas que recibieron la mayor dosis de la vacuna, con cuatro semanas de intervalo entre cada inyección, resultaron todas protegidas contra el paludismo, al menos durante 10 semanas después de la última inyección. La protección también fue elevada (cinco voluntarios de ocho) entre los que recibieron la misma dosis pero en intervalos de cinco días entre las inyecciones, un plazo más compatible con una campaña de vacunación. El nivel de protección era de 6 sobre 9 entre los que recibieron una dosis media, y de 3 sobre 9 entre los que recibieron una dosis más leve.

El paludismo, transmitido por mosquitos, afecta a casi 200 millones de personas en el mundo y provoca más de 400 000 muertes por año, principalmente en África subsahariana, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuente: Noticias De Salud Al Día

Seguridad de la vacuna meningocócica conjugada tetravalente en personas de 11 a 21 años

pediatricsEn Estados Unidos está establecida la vacunación meningocócica con la vacuna conjugada tetravalente, cuya seguridad se analiza en este estudio, publicado en la revista Pediatrics, para la cohorte de edad de 11 a 21

Este estudio se desarrolló con individuos que recibieron MenACWY-CRM, una vacuna antimeningocócica conjugada tetravalente,el 30 de septiembre de 2011 y el 30 de junio de 2013. Durante este tiempo se registraron 26 eventos de interés predefinidas (EOI), incluyendo procesos neurológicos, reumatológicos, hematológicos, endocrinos, renales, pediátricos y expresiones de interés en enfermedades infecciosas pediátricas. Estos episodios se identificaron a través de los registros electrónicos de salud un año después de la vacunación. De estos, 16 fueron revisados por los comités de revisión de casos.

En este estudio se incluyeron 48.899 individuos vacunados. No se observaron casos en la ventana de riesgo para 14 de 26 expresiones de interés. Los análisis estratificados demostraron un mayor riesgo de parálisis de Bell en los sujetos que recibieron vacunas concomitantes (RI = 5,0, IC 95% = 1,4-17,8), y no hay mayor riesgo para las personas sin vacuna concomitante (RI = 1,1; IC del 95% = 0,2-5,5) .

En esta investigación se observó una asociación temporal entre la aparición de la parálisis de Bell y la recepción de MenACWY-CRM concomitante con otras vacunas, por lo que se necesitan más investigaciones, ya que podría deberse al azar, la vacunación concomitante, o la historia médica subyacente que predispone a la parálisis de Bell.

  • «
  •  Inicio 
  •  Anterior 
  •  1 
  • |
  •  2 
  • |
  •  3 
  • |
  •  4 
  • |
  •  5 
  • |
  •  6 
  • |
  •  7 
  • |
  •  8 
  •  Siguiente 
  •  Fin 
  • »

Página 1 de 8

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

 

amc banner_v4

Logo página principal xylazel

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.