Inicio / Noticias
Ultimas Noticias

Medidas que deben de seguir los pacientes en aislamiento domiciliario por enfermedades de transmisión por gotas como el coronavirus

Última actualización el Lunes 02 de Marzo de 2020 Miércoles 12 de Febrero de 2020

La educación sanitaria dirigida a profesionales sanitarios como a la ciudadanía en general es uno de los principales objetivos de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH). En el marco de esa finalidad y con motivo de los casos de coronavirus surgidos en España, especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública aclaran las medidas de prevención a adoptar ante aquellas enfermedades que se transmiten por gotas y en casos en los que se indica aislamiento domiciliario.

Nos referimos a transmisión por gotas cuanto partículas superiores a 5 micras, generadas al hablar, toser o estornudar, siendo incapaces de permanecer suspendidas en el aire, tienen la capacidad de trasmitirse a uno o dos metros de distancia. Ocurre en enfermedades como la gripe, la tosferina, la difteria y la rubeola, en la enfermedad neumocócica y meningocócica, y en el coronavirus.

Transmisión por gotas: ¿qué medidas preventivas deben adoptarse en los hospitales?

Desde la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene recuerdan que la persona enferma debe permanecer en un cuarto aislado y en caso de no ser posible debe situarse a una distancia no menor de un metro o dos metros de otros pacientes. En estos casos, también sería recomendable separarlos con algún medio físico, como puede ser una cortina o mampara.

La higiene de manos debe realizarse antes y después de estar en contacto con el paciente, y se establece el uso de mascarilla quirúrgica para estar a menos de un metro del paciente, la cual debe desecharse antes de salir de la habitación.  En caso de realizar maniobras que impliquen un riesgo de salpicadura deben usarse, además, guantes y batas, y del mismo modo que las mascarillas quirúrgicas deben desechase antes de abandonar la estancia en la que permanece el paciente.

Condiciones de aislamiento domiciliario

El aislamiento domiciliario está indicado en pacientes con sospecha de enfermedad o enfermedad leve que no presentan ninguna enfermedad crónica o inmunosupresión, con una situación clínica estable y siempre que el domicilio cumpla con determinadas características, y el paciente y las personas que conviven con él se comprometan a seguir una serie de recomendación de protección y contención de la enfermedad.

·       El domicilio del paciente debe contar con una ventilación adecuada y no puede permanecer en él ninguna persona inmunodeprimida, con enfermedades crónicas o embarazadas. Tampoco personas de edad avanzada.

·       El paciente no podrá recibir visitas o las mínimas posibles durante el tiempo que dure el aislamiento.

·       De ser posible permanecer en una estancia de uso individual y en caso de tener que acceder a zonas comunes deberá de hacerlo con mascarilla quirúrgica y realizar una correcta higiene de manos antes de salir de la habitación.

·       En ese cuarto deberá de disponer de un cubo de basura con apertura de pedal con una bolsa en su interior para colocar toda la ropa que vaya usando, la cual deberá lavarse con jabón a temperaturas de entre 60 y 90 grados si la prenda de ropa lo permite. Antes de sacar la bolsa de la habitación, ésta deberá cerrarse y no abrirse hasta meterla en la lavadora. No debe sacudirse  la ropa.

·       Se recomienda, además, el uso de un baño individual. En caso de que esta condición no pueda cumplirse, deberá limpiarse con lejía y productos desechables, al igual que cualquier superficie en contacto con el paciente. En este sentido, desde la SEMPSPH insisten en no compartir toallas u otros útiles de aseos y en la medida de lo posible cambiar las toallas por el  uso de papel.

·       Los utensilios de alimentación, como platos, vasos y cubiertos, deberán lavarse con agua caliente y jabón, siendo preferible el uso de lavavajillas.

Las personas que convivan o cuiden de estos pacientes en aislamiento domiciliario  deberán intensificar su higiene de manos con agua y jabón o soluciones de base alcohólica, usar mascarillas quirúrgicas cuando estén con el enfermo y añadir el uso de guantes desechables si entran en contacto con secreciones.

En España no es necesario, actualmente, que los ciudadanos usen mascarillas por la calle como medida preventiva frente al coronavirus

Última actualización el Viernes 28 de Febrero de 2020 Miércoles 12 de Febrero de 2020

 

  • Se recomienda el uso de respiradores de partículas FFP2 y FFP3 para profesionales sanitarios que realicen procedimientos o maniobras que puedan generar aerosoles, pero solo como medida extra de protección ante el desconocimiento de cómo evolucionará la situación, ya que sería suficiente con el uso de mascarillas quirúrgicas

 

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH), con el objetivo de fomentar la educación sanitaria y evitar confusión tanto entre los profesionales sanitarios como entre la población en general, explica los diferentes tipos de mascarillas y sus usos.

En este contexto, explica que “la principal función de las mascarillas es evitar el contagio, no permitir el contacto del microorganismo con nuestra mucosa respiratoria. A la hora de hablar de mascarillas es importante saber diferenciarlas, ya que cada tipo tiene su función, reglas e indicaciones de uso

¿Cuándo usar mascarillas quirúrgicas?

Las mascarillas quirúrgicas se llaman así, precisamente porque son utilizadas en quirófano para evitar que el personal sanitario pueda transmitir microorganismos al campo quirúrgico; por ello también son útiles en las personas enfermas para evitar que transmitan microorganismos.

“Estas mismas mascarillas –puntualizan los expertos en Medicina Preventiva y Salud Pública- ofrecen protección para las personas sanas contra enfermedades que se transmiten por gotas mayores de 5 micras, las cuales no son capaces de quedarse suspendidas en el aire ni llegar a una distancia superior a 1,5 metros. Por ello, son las adecuadas para atender a pacientes con enfermedades como la gripe o el SARS-CoV2.”

A su vez estas mascarillas pueden ser utilizadas por personas con inmunosupresión y ayudarlas a evitar contagiarse de microorganismos oportunistas que atacan exclusivamente a quienes tienen un sistema inmune débil.

Uso de mascarillas FFP2 y FFP3

Existen otras mascarillas con una capacidad de filtrar partículas más pequeñas (menores o iguales a 5 micras). “Hablamos de los respiradores de partículas (FFP2, con una eficacia de filtración del 92% y de mascarillas FFP3, con una eficacia del 98%). Esta cualidad las hace especialmente útiles en la industria para evitar la exposición de trabajadores a contaminantes ambientales, así como también como protección contra enfermedades que se transmiten a través de estas gotitas más pequeñas, las cuales son capaces de quedar suspendidas en el aire y llegar más lejos como puede ser una tuberculosis, es la llamada transmisión aérea.”

En el caso del SARS-CoV2 no se ha demostrado transmisión aérea, por lo que no sería necesario el uso de este tipo de respiradores” – advierten desde la SEMPSPH.

El hecho de que las gotitas puedan quedar suspendidas por el aire hace fundamental el hecho de ajustarse facial de los bordes del respirador, y de ahí el diseño tan característico que tienen estos respiradores FFP2 y FFP3.

Dentro de este grupo existen respiradores con o sin válvula y filtro. Este filtro puede hacer que la respiración sea algo más dificultosa, lo que hace que no sea recomendable su uso por paciente. La función de la válvula en los respiradores es la de expulsar mejor el aire, sin necesidad de pasar por el filtro, en cambio, a la hora de inspirar (coger aire) el aire sigue pasando por el filtro, por lo que sigue existiendo esa resistencia. Esta ventaja permite mayor comodidad de uso, pero en contrapartida al ser expulsado el aire sin filtrar no es adecuado para enfermos, ya que expulsarían el microorganismo al aire.

Por último, y refiriéndonos específicamente a la atención sanitaria, pueden existir determinadas circunstancias en las que es necesaria la utilización de respiradores FFP2 o FFP3 como medida de protección adicional para atender a pacientes con enfermedades de transmisión por gotas grandes (las mayores de 5 micras) ya que existen ciertos procedimientos que producen aerosoles, que harían necesaria su utilización, esto ocurre en el caso del SARS-CoV2 y en otros microorganismos que se transmiten por gotitas.

Desde la SEMPSPH se insiste en que ante la situación generada por el coronavirus “actualmente en España no es necesario que los ciudadanos usen mascarillas en el desarrollo de su vida cotidiana, o cuando se viaje en avión, salvo cuando estén en contacto con algún paciente infectado. En el caso de los profesionales, y como medida extra de protección ante la incertidumbre de cómo puede evolucionar la situación, se recomienda el uso de respiradores FFP2 de forma genérica y el uso de respiradores FFP3 cuando el profesional vaya a realizar un procedimiento o maniobra que pueda generar aerosoles”.

 

La SEMPSPH explica los factores por los cuales pueden producirse casos autóctonos de coronavirus en España

Última actualización el Jueves 27 de Febrero de 2020 Miércoles 12 de Febrero de 2020

Con motivo del primer caso autóctono de coronavirus en nuestro país, la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública (SEMPSPH) aclara las diferentes opciones por las que se pudo haber producido este caso y explica las implicaciones sanitarias que conlleva.

Un caso comunitario o autóctono se refiere a una persona, independientemente de su nacionalidad, que es contagiada dentro del propio país, diferenciándose de un caso importado, que son las personas, nacionales o extranjeras, que se contagian en el extranjero pero que, o bien desarrollan los síntomas y son diagnosticadas cuando están en nuestro país, o bien, simplemente llegan ya enfermos al país.

Para que se produzca un caso autóctono o comunitario por primera vez, como ha ocurrido en con el caso confirmado de Sevilla, en las enfermedades que se transmiten de persona a persona como es el caso del coronavirus, es necesario que primero una persona contagiada fuera del país transmita el virus a otro individuo, en este caso en España.

"Este primer caso comunitario – explican los especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública- será reconocido después de realizar el correspondiente estudio epidemiológico al paciente y comprobar que no ha realizado ningún viaje a las zonas de riesgo en el periodo de incubación de la infección." Si bien insisten en que "no siempre es fácil de diagnosticar el primer caso comunitario real, ya que pudiera serlo alguien que haya estado en un país de riesgo y a su vez haya estado en contacto con un enfermo en este país, lo dificultaría identificar dónde se produjo el contagio".

La probabilidad de que se produzcan casos comunitarios depende de dos factores principales. "El primero de esos factores es el número de enfermos que llegan al país, lo cual a su vez depende de la prevalencia de la enfermedad en el extranjero y del número de viajeros, y el segundo factor es la capacidad de transmisión del virus."

Desde la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública explican que también podrían darse casos autóctonos secundarios de otro caso autóctono, "lo que supone –advierten- un salto cualitativo importante, porque en el primer caso nos podemos encontrar al inicio de la cadena de transmisión y por tanto de un núcleo de estudio menor. En cambio, en el segundo caso existe una mayor probabilidad de otros casos secundarios desconocidos y se hace necesario ampliar en mayor medida el núcleo de estudio."

Los especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública insisten en la relevancia el control de la infección, identificando todos los eslabones de transmisión para romperlos, siendo más sencillo cuanto menor sea el número de eslabones de la cadena. Por ello siempre que hablamos de vigilancia y control de la infección se nombra primero a la vigilancia, ya que es fundamental detectar a los casos en las primeras generaciones de la cadena."

Médicos Internos Residentes de Salud Pública denuncian que en Valencia su especialidad de 4 años se puntúa como un diploma de 30 ECTS

Última actualización el Jueves 27 de Febrero de 2020 Miércoles 12 de Febrero de 2020

La Asociación de Médicos Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (ARES MPSP), denuncia que la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública no solo no se exige en la Oferta de Empleo Público publicada por la Generalitat Valenciana (resolución 14 de enero de 2020, 2020/791), sino que se valora solamente como mérito (1 punto) equiparándose al resto de especialidades o al diplomado de salud pública (1 punto).

"Es incomprensible que en el año 2020 sigamos siendo una especie de especialidad de segunda, ¿alguien se imaginaría que para trabajar, a un/a especialista de Cardiología o Neurocirugía, la especialidad de 4-5 años de formación específica se la valorara solamente como mérito? ¿Por qué demandamos que las consultas de Cardiología sean atendidas por profesionales con dicha especialidad, pero no exigimos que al frente de algo tan importante como la protección de la salud de la población haya profesionales con la especialidad en Salud Pública?" se pregunta Rafael Ruiz Montero vocal de la Comisión Nacional de Medicina Preventiva y Salud Pública. "Tras las alertas de Salud Pública que estamos viviendo y la regularización del 2001 creíamos que estos problemas ya estarían resueltos".

Desde ARES MPSP han explicado que, cuando la especialidad se incorporó al sistema MIR, fue habitual que ya hubiera médicas/os trabajando en el área de Salud Pública sin haber accedido vía MIR (MESTO), y que se les reconociera la especialidad, vía extraordinaria, con el fin de ir gradualmente incorporando la exigencia de la especialidad  de Medicina Preventiva y Salud Pública en las unidades administrativas con funciones de salud pública, tal y como recoge la Ley General de Salud Pública.

"No pedimos ni más ni menos que lo que se pide en el resto de especialidades, y es que se exija y reconozca la titulación de especialista en Salud Pública para las médicas y médicos que quieran trabajar en Salud Pública. No es posible que se equiparen 4 años de formación, que incluye un máster (60 ECTS), con un diplomado de salud pública (30 ECTS) y no digamos ya el equiparar la especialidad médica de Salud Pública con cualquiera otra, como Traumatología o Cirugía General" explica Mario Fontán, coordinador de ARES MPSP.

"Se da, además, la paradoja de que al equiparar la 'especialidad relacionada con Salud Pública' al 'diplomado de Salud Pública' y luego reconocer a continuación como mérito cualquier especialidad, un traumatólogo con un diploma en Salud Pública pueda obtener 2 puntos, frente a un especialista en Salud Pública al que le correspondería solo 1 punto" apostilla Rafael Ruiz Montero.

"En Salud Pública, trabajamos diversas profesiones y aportamos conocimientos y experiencias diferentes en función de nuestra formación previa para mejorar la salud de la ciudadanía. Pero en cuanto a la profesión médica, solo existe una especialidad que te forma en Salud Pública", comenta Alejandro Conde Sampayo, Vocal de Residentes de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH).  "No valorar la formación y cualificación de un/a médico/a especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, después de seis años de carrera y cuatro años de especialización en este campo, a la hora de contratar personal médico para puestos técnicos de salud pública es un error que, aunque su impacto no tenga la visibilidad e inmediatez como en otras especialidades médicas, es igual de perjudicial para la salud de la población. La ciudadanía requiere una salud pública con profesionales preparados para ello, y esto no se consigue si no se valora adecuadamente la formación específica en este campo a la hora de contratar a trabajadores en dichos puestos."

Debido a esta problemática, en noviembre del 2017 los MIR de Medicina Preventiva y Salud Pública de toda España aprobaron un posicionamiento que reclamaba el reconocimiento y exigencia homogénea de la especialidad a las médicas/os que opten a trabajar en Salud Pública (Vigilancia Epidemiológica, Promoción de la Salud, Administración Sanitaria, Sanidad Exterior, etc.), el cual fue apoyado por la Junta Directiva de la Sociedad Española de Medicina y Salud Pública (SEMPSPH). En los próximos días, el colectivo MIR de Medicina Preventiva y Salud Pública presentará una impugnación ante la Generalitat Valenciana.

Especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública piden a los ciudadanos evitar las visitas a centros sanitarios y aglomeraciones

Última actualización el Jueves 19 de Marzo de 2020 Miércoles 12 de Febrero de 2020

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) pide a los ciudadanos que actúen con responsabilidad y eviten las visitas a los centros sanitarios y a lugares y/o eventos que impliquen aglomeraciones en las que sea difícil mantener al menos un metro de distancia con el resto de personas; ambas circunstancias pueden ser un foco de contagio de Covid-19 si no se actúa con sentido común.

Desde la entidad científica vuelven a insistir en la importancia de una adecuada higiene de manos, de no toser o estornudar en la mano sino de hacerlo en el codo y en un pañuelo desechable, de no tocarse la boca, los ojos y la nariz, de no salir a la calle si se tienen síntomas de enfermedad respiratoria y de avisar a los servicios de Salud Pública si se cree que se puede estar infectado por coronavirus.

Evitar las visitas a centros sanitarios y lugares concurridos

Al acudir como paciente o visitante a un centro sanitario, ya sea a un hospital como a un centro de salud, hay que tener presente que se trata de un lugar especial en el que el contacto con cualquier superficie es un mecanismo de transmisión de gérmenes; además de que es un lugar donde es fácil la transmisión de enfermedades que se contagian por gotas al hablar, toser o estornudar, por lo que en estos espacios es aún más relevante la adopción de medidas de prevención básicas como la higiene de manos y la etiqueta respiratoria.

En este sentido, desde la SEMPSPH se pide que se eviten, en la medida de lo posible, las visitas a los centros sanitarios y que en caso de ser necesario se preste especial atención al cumplimiento de las medidas preventivas previamente descritas.

Se insiste, especialmente, en que "las personas que tengan síntomas respiratorios eviten las visitas a enfermos hospitalizados, así como el contacto con adultos mayores, personas inmunideprimidas, pluripatológicas o con enfermedades crónicas, y no acudan a su lugar de trabajo ni a lugares o eventos concurridos".

Dada la falta de tratamiento específico ante Covid-19 en la actualidad, el cumplimiento estricto de medidas higiénicas y de control dela infección son primordiales para evitar la aparición de caos secundarios.

¿Qué significa la Declaración de alerta sanitaria internacional por parte de la Organización Mundial de la Salud?

Última actualización el Viernes 14 de Febrero de 2020 Martes 11 de Febrero de 2020

Declaración de alerta sanitaria internacional por parte de la Organización Mundial de la Salud

¿Qué es una alerta sanitaria internacional?

De acuerdo con el Reglamento Sanitario Internacional (RSI 2005), se trata de una Emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII) es un evento extraordinario que se ha determinado que constituye un riesgo para la Salud Pública de otros Estados a causa de la propagación internacional de una enfermedad y que puede exigir una respuesta internacional coordinada.

Entre los 4 criterios para la notificación de un posible ESPII del ANEXO II del RSI 2005 están la repercusión grave en la Salud Pública, el que se trate de una enfermedad inusitada o imprevista, haya riesgo de propagación internacional y suponga un riesgo significativo de imponer restricciones internacionales a los viajes o al comercio.

¿Por qué se declara?

Porque la Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que la adopción de medidas para detectar la enfermedad de manera precoz, de aislamiento y tratamiento los casos, de rastreo de las personas que hayan estado en contacto con estas y de limitación del contacto social, adaptadas al riesgo, pueden ser eficaces para interrumpir la propagación internacional del virus.

Es decir, la declaración de un ESPII permite a la OMS emitir una serie de medidas de forma coordinada entre países con el fin de evitar la propagación internacional, son las llamadas recomendaciones con respecto a las personas, bienes y mercancías del artículo 18 del RSI 2005.

¿En que cambian los protocolos?

A nivel de España, como Estado Miembro de la Unión Europea, y de acuerdo con la Directiva 1082 de Amenazas Transfronterizas, las medidas que se toman ya se coordinan a través del Comité de Seguridad Sanitaria de la Comisión Europea. Por el momento no se han recomendado modificaciones en los protocolos y medidas de preparación y respuesta adoptados por los Estados Miembros.

A nivel nacional, el protocolo de actuación ante el 2019-nCoV elaborado por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) fue aprobado en la Ponencia de Alertas del Consejo Interterritorial y permanece en actualización constante a Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene a medida que se genera nueva información y, a través, de reuniones periódicas con las Sociedades Científicas y los epidemiólogos de las Comunidades Autónomas y del Centro Nacional de Epidemiología.

¿Qué medidas adicionales hay que hacer?

Por el momento la mayor parte de las recomendaciones del Comité de Emergencias han ido dirigidas a la República Popular de China y, en relación con el resto de países, ha realizado un llamamiento de solidaridad y cooperación a la comunidad global, para que en virtud del art. 44 se apoyen en la investigación y preparación ante este nuevo virus y ha desaconsejado tomar medidas que supongan la restricción al movimiento de personas y mercancías por el momento y con la información disponible.

De hecho, de conformidad con el art. 43 del RSI, ha recordado que los Estados Partes que implementan medidas sanitarias adicionales que interfieren significativamente con el tráfico  internacional (denegación de entrada o salida de viajeros internacionales, equipaje, carga, contenedores, medios de transporte, mercancías y similares, o su demora, por más de 24 horas) están obligados a notificarlo a la OMS y a dar una justificación de salud pública dentro de las 48 horas posteriores a su implementación. La OMS revisará la justificación y podrá solicitar a los países que reconsideren sus medidas.

¿Y qué es lo más importante a tener en cuenta?

El Comité de Emergencias de la OMS cree que es posible detener la propagación, es decir, la extensión y generación de casos secundarios en los países de destino a través de la implementación de las medidas recogidas en el Reglamento Sanitario Internacional para la contención del virus en China a través de las medidas implementadas por las autoridades locales.

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene recuerda las medidas preventivas necesarias para reducir el riesgo de infección por el nuevo coronavirus COVID-19

Última actualización el Viernes 14 de Febrero de 2020 Miércoles 22 de Enero de 2020

Ante la epidemia de neumonía por nuevo coronavirus (COVID-19) en Wuhan, provincia de Hubei, en China, la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) asegura que existe un muy bajo riesgo de que se produzcan casos en España; si bien considera que el país dispone de los sistemas de vigilancia epidemiológica adecuados para detectar cualquier caso importado y en caso de sospecha activar las medidas de aislamiento necesarias para evitar la transmisión.

Con respecto a las medidas para reducir el riesgo de infección porel nuevo coronavirus COVID-19, dado que se ha confirmado que el patógeno se puede transmitir de persona apersona a través de las gotitas de flugge (hasta 1 metro de distancia), desde la SEMPSPH recuerdan que son casi las mismas que para evitar la gripe:

  • evitar el contacto cercano con personas afectadas por infecciones respiratorias,;
  • el lavado de manos frecuente, especialmente antes y después del contacto directo con personas enfermas y su entorno; 
  • mantener una distancia de un metro entre personas, aproximadamente;
  • cubrirse la boca y la nariz con  elantebrazo o pañuelos desechables al toser o estarnudar y lavarse las manos después.

 

Ante la posibilidad de que pueda transmitirse a través de los alimentos las autoridades sanitarias, en las zonas afectadas, recomiendan evitar el consumo de carne u otros alimentos que no estén adecuadamente cocinados.

Desde esta sociedad científica se insiste en que actualmente en nuestro país no existen razones para la alarma. España cuenta con un Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, en contacto continuo con la OMS y el ECDC, Unidades de Alertas de Salud Pública en la mayoría de CCAA y Servicios de Medicina Preventiva en los hospitales encargados de gestionar el riesgo de transmisión.

Los médicos preventivistas-salubristas recuerdan que la alerta está en seguimiento por las autoridades desde que se informara del brote de 27casos de neumonía de etiología desconocida y que, por el momento, su letalidad está siendo inferior a la del otro coronavirus (MERS-2013) que causó una alerta internacional en 2013 y que sigue activo en Arabia Saudita. Las autoridades sanitarias están adaptando el protocolo de vigilancia y actuación ante la aparición de casos sospechosos.

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública eHigiene remitirá a sus socios información específica para profesionales sobre recomendaciones de prevención y control de infecciones en pacientes bajo investigación para el nuevo coronavirus.

 

La SEMPSPH celebra la participación del Hospital Clínico Universitario de Valencia en el programa europeo "Hacia una atención sanitaria sin plásticos en Europa"

Última actualización el Domingo 12 de Enero de 2020 Domingo 12 de Enero de 2020

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) celebra la participación del Hospital Clínico Universitario de Valencia en un programa europeo cuyo objetivo es la reducción del plástico en hospitales. "Hacia una atención sanitaria sin plásticos en Europa" es una iniciativa que desde la SEMPSPH se espera que, tras conocer los resultados de este proyecto piloto que tienen una duración de un año, pueda ser trasladada a otros hospitales españoles.

El Servicio de Medicina Preventiva del centro, del cual es respondable el presidente de la SEMPSPH, el doctor Rafael Ortí, será el encargado de la gestión del proyecto en el que participarán otros siete hospitales más de Dinamarca, Islandia, Suecia y Reino Unido.

La iniciativa incluirá unas extensas auditorías para conocer cómo se gestionan los residuos plásticos en estos centros. Estas auditorías permitirán conocer el volumen total del plástico que se desecha en estos centros. Además, se realizará un estudio de las categorías y cantidades de plásticos (no médicos y médico) que el centro utiliza y desechan en su instalaciones; se medirán las categorías y volúmenes de plástico utilizados y desperdicios generados, y se planearán acciones de reemplazo, reutilización, reciclaje y opciones alternativas de eliminación. Con estos resultados se iniciarán acciones de formación de los profesionales sobre la salud e impacto ambiental de su uso de plástico y así como formas de reducirlo.

Fuente: Generalitat Valenciana

El presidente de la SEMPSPH, entre los 100 mejores médicos de España según la revista Forbes

Jueves 05 de Diciembre de 2019

rafael-orti-grande-420x236La lista Forbes de los mejores médicos de España de 2019 incluye al doctor Rafael Manuel Ortí Lucas.

Medicina Preventiva cuenta este año con el doctor Rafael Manuel Ortí, del Hospital Clínico, actual presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH), puesto que ejercerá durante los cuatro próximos años. Entre sus objetivos como presidente de la SEMPSPH, quiere impulsar la apertura de esta sociedad a la población "a fin de hacerla más partícipe en la prevención y el cuidado de su salud dentro y fuera del entorno hospitalario". 

A lo largo de su carrera, ha compaginado su actividad con la labor docente en la Universidad Católica de Valencia y es vocal de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y Salud Pública (SVMPSP).

Fuente: Europa Press

Foto: Diario Médico

El presidente de la SEMPSPH reclama “más inversión pública para promover la prevención primaria, tanto para evitar la enfermedad con medidas de salud pública, como para mejorar la seguridad de los pacientes en el ámbito asistencial”

Última actualización el Miércoles 04 de Diciembre de 2019 Miércoles 04 de Diciembre de 2019

WhatsApp Image 2019-12-04 at 14.30.11El presidente y la vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina Preventiva Salud Pública e Higiene, Rafael Ortí Lucas e Inmaculada Salcedo Leal, respectivamente, han participado en la "V Jornada Tecnología y Seguridad en la Atención Sanitaria" celebrada en el Hospital Universitario de Córdoba. Un encuentro, organizado por la Fundación Tecnología y Salud, con la colaboración de la Comisión de Seguridad de Fenin, y avalado también por la Sociedad Andaluza de Medicina Preventiva y Salud Pública y por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, en el que se ha puesto en evidencia que la seguridad de los paciente y los profesionales sanitarios debe ser una prioridad constante para todos los actores que intervienen en el sistema sanitario.

Durante su intervención, el presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública insistió en que "ante la situación actual que muestra una creciente demanda de recursos sanitarios empieza a intuirse un estancamiento en la inversión pública y un aumento del cansancio de los profesionales que amenaza con una vuelta atrás del sistema sanitario que podría estar reflejándose en la pérdida de satisfacción de los pacientes referida ya en 2018. Es necesario adecuar los recursos para mejorar las tecnologías y, fundamentalmente, para mejorar el perfil, la cultura y la motivación de los profesionales."

Ortí Lucas advirtió que "para hacer sostenible el sistema sanitario tenemos que aumentar la inversión pública y el interés de la sociedad para promover la prevención primaria, tanto para evitar la enfermedad con medidas de salud pública como para mejorar la seguridad de los pacientes en el ámbito asistencial. En este contexto, resulta paradójico la mínima inversión realizada en la vigilancia epidemiológica de los riesgos, la gestión de los incidentes de seguridad notificados y la promoción de prácticas seguras; actividades fundamentales realizadas por los Servicios de Medicina Preventiva, que permiten evitar infecciones relacionadas con la asistencia, úlceras por presión, flebitis, caídas, errores de medicación y otros eventos adversos que afectan a más del 20% de los pacientes ingresados y consumen más del 15% de los recursos, millones de euros que podrían dedicarse a mejorar las instalaciones, la tecnología empleada y la calidad de la asistencia sanitaria."

Por su parte, Inmaculada Salcedo reclamó una apuesta más decidida por la "seguridad del paciente. Atender a nuestros pacientes en un entorno seguro es la labor de cada día de nuestros profesionales. Se concreta en los ámbitos de la cartera de servicios tales como la vigilancia de las Infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, la bioseguridad ambiental de nuestros quirófanos, salas de trasplante y otros locales de riesgo, la esterilización del material utilizado en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes, los accesos venosos seguros, la cirugía segura, la higiene de manos, etc. La colaboración entre los servicios, la implicación de los profesionales y de los gestores es fundamental para los mejores resultados en salud."


Página 5 de 24

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.