El grifo del lavabo del paciente puede facilitar la trasmisión de enterobacterias productoras de carbapenemasas

Imprimir

Las enterobacterias productoras de carbapenemasas (CPE) pueden colonizar el intestino, pero también pueden portar marcadores resistentes a múltiples fármacos a menudo asociados con una mayor mortalidad.

La incidencia de enterobacterias productoras de carbapenemasas está aumentando con factores de riesgo que incluyen hospitalización previa (en hospitales donde enterobacterias productoras de carbapenemasas son endémicas), enfermedad crítica, uso de dispositivos invasivos, exposición a antibióticos de amplio espectro y viajes internacionales.

Las enterobacterias productoras de carbapenemasas pueden transmitirse por fallas en la higiene de las manos, el ambiente de la sala o la colonización a través del agua. Investigaciones previas han mostrado evidencia de Klebsiella pneumoniae productora de carbapenemasas que se propaga a través del grifo del lavabo del paciente, según las conclusiones de un estudio publicado en la revista The Journal of Hospital Infection.

 

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.